miércoles, 18 de abril de 2012

The Blob,El terror tiene forma...de Blandi Blub

El niño de la izquierda está como poseido
  Llevo tiempo dándole vueltas al tema y no logro encontrar respuestas satisfactorias, ni dar con el porqué.La pregunta es ¿Porqué tenemos ese impulsivo deseo algunos seres humanos de juguetear con sustancias blandas y gelatinosas?Todos, en algún momento u otro hemos amasado con los dedos un moco y lo hemos retenido mas tiempo del necesario para deshacernos de él ,esferificándolo  en exceso(por no decir lo relajados que se encuentran la mayoría de niños hurgando en la pringosa cueva)...O cuando sacamos el chicle que mascamos,estirándolo una y otra vez ,para volver a meterlo en la boca y de nuevo masticarlo...¡si,si, querido lector,no digas que no,que tu también lo has hecho alguna vez!...en el planeta "Gorrino",somos legión.
Los pedos son bastante realistas
  No es de extrañar que cuando voy a comprar chuches con mi hijo,el pobre sienta irrefrenables ganas de gastarse el dinero en el "Tirapedos"para  trastear con la  pegajosa sustancia y hacer realistas pedorretas con él ¿que tendrá este adictivo producto?...
  El caso es que mientras me lo esparce por la cara y juguetea con la masa,me viene a la memoria que yo también fuí como el.Que yo también tuve la suerte de tener entre mis manos tan repugnante juguete en su versión mas primaria y original ,el mítico Blandi blub de Congost.Fue ver el anuncio en la tele y el flechazo fue inmediato.El deseo por tener tan preciado tesoro, se convirtió en enfermiza obsesión.Tanto ...que me sentí involuntariamente empujado a hurtar dinero para poder comprarlo.Quería tenerlo a toda costa,parecía poseido como Carol Anne en Poltergeist delante de la televisión.Con eso digo todo.Por supuesto que me pillaron y la que me cayó fue de órdago´,pero conseguí mi objetivo.
  En la publicidad decía:"Puedes exprimirlo,romperlo,pegarlo,alargarlo...es frío,húmedo" ¡¡Es fabuloso!!..pero no decían nada de su poder de absorción de mierda.Cuanto mas días estaba en casa mas desagradable se volvía el dichoso potingue,ya que fagocitaba todo pelo y pelusa que encontraba a su paso e incluso alguna uña cortada también.El aspecto que llegaba a adquirir después de dos semanas podía llegar a ser vomitivo.Entonces llegaba Mamá y decía:-¡Tira ya a la basura la guarrería esa  y ponte  a hacer los deberes!...-¡Y a la basura que iba!




Pedazo de portada

  Tiempo después otra sustancia pegajosa entró en mi vida,en forma de pelicula y mucho mas terrorifica."The Blob,El terror no tiene forma"pelicula dirigida por el en su día considerado Chuck Russell (Pesadilla en Elm street 3,La Mascara).Esta es una nueva versión de  "The Blob" de 1958 con Steve McQueen. Para mi gusto,este es un claro ejemplo de cuando el remake es superior al original .La de 1988 es muchísimo mas divertida,entretenida y cien por cien ochentera (el joven outsider como protagonista  de la historia,persecuciónes moteras por los alcantarillados,cientificos poniendolo difícil... y la sintetizada banda sonora tan eighty,son la prueba de ello).Si en la primera el monstruo es de origen extraterrestre,en esta nos cuentan que es un experimento biológico del gobierno y el ejercito esta detrás de todo.La historia es mas de lo mismo y mil veces vista .Pero el guión esta escrito con desenfado y frescura por Frank Darabont,rindiendo un claro homenaje a las peliculas scifi de los años 50. Lo que a mi me alucinaron fueron sus salvajes,carnosos y sangrientos efectos de maquillaje.La masa de 1958 se tragaba a la gente y no veías nada mas,desaparecía y punto.En esta nos muestra como el gelatinoso ser,digiere lo que traga y la  digestión se nos antoja mas divertida, al ver, a través de su semi-transparente morfología,como las victimas son derretidas en el proceso.Secuencias como la del coche ,mientras la pareja está haciendo manitas y es atacada por la masa,o cuando sorprende al cocinero ,tragandoselo a través del fregadero...son una muestra del salvaje divertimento que ofrece esta pelicula. En ambas versiones hay similitudes de guion pero la brutalidad devoradora de la masa en el remake gana por goleada y la emoción y ritmo son endiablados en comparación con la lenta trama del clásico del 58.
Ójala en cualquiera de las dos versiones se hubiesen deshecho de la masa tan fácilmente como yo del Blandi Blub...en ambas el frío juega una mala pasada al  monstruo, y es que ,según el dicho..." mas vale humo que escarcha"





No es bueno tanto chicle
Por dificil que pueda resultar de creér,me costó bastante encontrar esta pelicula  por los videoclubs de mi zona y me ví abocado a hacerme socio del videoclub Del Pino(del cual yo no era cliente), solo para alquilar esta cinta. Tres veces la alquile,hasta que logré convencer al dueño que me la vendiera.Aun hoy conservo tan valioso tesoro...al VHS me refiero,no al Blandi Blub!!!Aquí os dejo un video con las mejores escenas acompañadas de buena música.
Pegajosos saludos.........