martes, 29 de mayo de 2012

Juegos de mesa,para partirnos...¡la boca!

  No se si a vosotros os ocurría lo mismo que a mi. El dia de Reyes en mi casa era una mezcla de ilusión,sorpresa,magia...y decepción.Cuando mis hermanos y yo nos levantábamos raudos para ver lo que nos habían dejado sus majestades los reyes magos  bajo el árbol,no se correspondía con lo que nosotros habíamos escrito en la propuesta de pedido.En nuestras cartas pedíamos cosas como Escalextrics,Cinexín,Geypermanes...y lo que encontramos al abrír los paquetes eran libros para colorear,indios de plástico y algún Famovil o Airgam boy,pero sobre todo,lo que no fallaba ninguna Navidad....¡¡juegos de mesa!!...ya se sabe, cuando la cosa está canina,lo mejor para todos es "juegos para compartir en familia" .A decir verdad,la desilusión duraba poco,cuando empezábamos a desenvolver los paquetes y sosteníamos aquellos regalos en nuestras pequeñas manos...el brillo de nuestros ojos podría alumbrar un aeropuerto,y pronto se nos olvidaba la jugarreta que los de Oriente nos habían hecho.

  Yo me imagino así la escena.Nuestros viejos a ultima hora en la juguetería del barrio ,mientras nosotros en casa de la abuela dando guerra.
-Papa:¡venga va... coge el tragabolas ese que sale en la tele...
-Mama: Bahh..el mayor se aburre...y el Angel es muy pequeño...
-Papa:Mira al Raul un balón..y al Angel unos "clis",que el se entretiene mucho con ellos...
-Mama:¿Pero habrá que coger algo para que jueguen los dos?....
Clásico juego de mesa e inolvidable caja


 ¿Y a que no adivináis cual es el mejor solución a ese problema ?...si amigos,si, la vía mas rápida y económica  de solucionar la papeleta y a la vez  tener todos los juegos en una sola caja:JUEGOS REUNIDOS GEYPER.
Parece atractivo,pero al rato ya estaba en el armario.
  La historia era que abríamos el juego y se nos ponía la cara como al niño de la caja..allí dentro se amontonaban en perfecto orden :fichas,cubiletes,naipes,tableros de cartón,dados....¡un subidón!..se podía jugar a todos los juegos que uno quisiera(Parchís,ajedrez,ruleta,tres en raya).. ¡los clásicos,vamos!.Pero entre todo aquel crisol de entretenimiento, habían dos que llamaron poderosamente nuestra atención por encima del resto:Los ratones de colores que nunca supimos cual era su función y los palítos grises que si supimos en que consistía (o por lo menos eso creíamos nosotros)¡ nos tiramos las horas muertas jugando únicamente a eso!...era tan entretenido que hasta mi madre se enganchaba con nosotros al adictivo juego.
Este juego le tuvimos hasta hace bien poco
¿Del resto?...ni puto caso.Ni aprendimos a jugar al ajedrez,ni aprendimos a jugar a la escalera,ni a la ruleta,ni a los ratones..nada.Alguna partida al parchís promovida por mamá para amortizar la inversión,pero poco mas.

Al que si nos hinchamos a jugar y que nos tocó la fibra fue el : DISTRITO 21.¡Que pedazo de juego...madre mía!...horas y horas de emocionantes persecuciones por las callejuelas de Chicágo entre Gangters y policías.Grandes partidas nos echamos a este entrañable juego.
¡Que grandes recuerdos me entran al ver esto!
  La sinopsis del juego era bien sencilla,acabar con el "Jefe" de la mafia (mi hermano,siempre)antes de que el acabase con el "comisario"(yo ,siempre).Las reglas se asemejaban al ajedrez y cada contrincante tenía a su disposición agentes,ladrones,inspectores y matones a modo de peones,torres y alfiles...dependiendo del rango de cada ficha-muñeco podía hacer uno u otro movimiento,haciendo del juego partidas de una intriga axfisiante.La movida está en que como mi hermano es mayor que yo ,siempre me ganaba y yo, que tengo peor perder que Stoichkov en el Bernabeu,las pasaba putas y casi siempre acabábamos tarifando...al final los muñecos salían volando por todo el salón y yo llorando a moco tendido.No tenia yo madera de policía....
Este juego sacaba lo peor de mi
Los de CEFA hacían las cosas bien..
Otro clásico que nos trajeron sus majestades y que fue un rotundo éxito:LA RUTA DEL TESORO.Versión piratésca del Monopoli,en la cual debías hacerte rico comprando islas y posesiones e intentar dejar pelado al contrario(que casi siempre era yo).La gracia que tenía este maravilloso juego era que,al jugar con desorbitántes sumas de dinero (de plástico,se entiende...)si te metías de lleno en el juego lo pasabas mal de cojónes, a mi personalmente se me llevaban los demonios cuando dilapidaba mi fortuna viendo como el pirata de mi hermano me esquilmaba las pocas posesiones que  yo tenia en Corcega,Sicilia o Malta mientras el,en un alarde de especuladora chulería,se descojonába de mi....¿es o no es para tirarle a los tiburones al cabrón avaro? ...¡ya podrá! contra alguien tres años menos.. encima,para colmo de mala suerte, siempre estaba cumpliendo pena en la casilla de  "vaya a galeras"...en fin..yo creo que todos los problemas de los Janeiro,han sido provocados por una partidilla  a la Ruta del Tesoro que empezó Jesulín.Fijo!!!

Me tiraba largos ratos disfrutando de los dibujos
Otra joya de los juegos de mesa  inmensamente divertido y mágico fue:EL IMPERIO COBRA.En este sencillo juego(al principio me lo tuvieron que explicar a fondo) hacía falta tener astucia y saber jugar bien las cartas que el Oráculo te daba para salir de tu isla montado en el Ave Fenix y acabar con el imperio de la isla Cobra .
Acabar con este trozo de plástico costaba lo suyo
  Pero para ello cada jugador en su propia isla,tendrá que superar diferentes obstáculos con ayuda de los dioses,(ciudades de hielo,polifémos,laberintos,monstruos).La parafernalia con que contaba este juego rozaba la exquisitez(por aquella época,quitando el Misterio,pocos tenían tan magníficos dibujos e ilustraciones).
  Recuerdo el altercado que este juego provocó en el portal de mi casa cuando Willy(que bajó el juego a la calle para echar una partida) y el Guripa ,se enzarzaron en una pelea de tres pares de cojónes,ante la imposibilidad de calmar su ira perdedora y encajar la derrota con orgullo. Acabaron rodando por encima del tablero,aguando la partida al resto que solo nos quedaba disfrutar del nuevo entretenimiento¡ la refriega!..no se como empezó,ni como acabó...pero lo que si se es que la cobra de plástico salió disparada al tejado de la casa de enfrente de una patada.Y tampoco se quien fué.Ejemmm...ejemmmm
Al final todo era mas sencillo de lo que parecía
Lo que ha quedado claro en esta entrada es que estos juegos parecen haber sido creados por algún ente diabólico que solo buscaba sacar la bestia que anida en nuestro interior,con la inocente escusa de pasar un rato "en familia".Pero que mas da,que nos quiten lo bailado,los ratos que hemos disfrutado jugando a estos entretenidísimos juegos han sido geniales y espero que vosotros también hayáis tenido el mismo disfrute que un servidor, si no con estos, seguro que con otros igual de divertidos.¡¡¡Me voy a galeras!!!

Un sincero abrazo a mi hermano Raul,que tantos y tantos ratos hemos pasado jugando a estas maravillas que los reyes magos nos trajeron ...